martes, 3 de enero de 2012










El jardín del conocimiento.
Basado en el cuento de Hans Christian Andersen "El jardín del edén" o "Paraíso y tentación", en esta adaptación omitimos género y clase social de los dos personajes principales, denominados por nosotros Trisha y Ónix, así mismo extrajímos conceptos morales y religiosos, no solo de la época, sino que pretendimos crear una historia que no limite a través de un juicio a la imaginación o la creatividad.
La puesta en escena es un trabajo creado para niños o mejor dicho para mentes infantiles, tomando en cuenta que una percepción de este tipo, tiene menos construcciones, sociales, eticas y morales. El objetivo principal de esta obra es brindar al menor o al adulto que ve con ojos niños, una historia en la que cada uno puede hacer su propia construcción a partir de personajes neutros y/o abstractos, a partir de la visión inherente de vida que cada uno de nosotros poseemos. No intentamos dar un consejo moral o conductal, presentamos un hecho de acción real que no es bueno ni malo, esta acción es el poder de "decidir", y sus posibles consecuentes, pero sobre todo, el poder que tenemos todos de empezar de nuevo, de partir de cero.
La obra es narrada por dos actores que van llevando al espectador a través de un viaje contado como un cuento, en él aparecen los cuatro vientos de la tierra, seres de luz y de conocimiento y el árbol de la sabiduría principalmente. Las coreografías son ejecutadas a través del lenguaje de la danza contemporánea y la acrobacia aérea en trapecio fijo, telas y aro.
El jardín del conocimiento es una obra elegida para crearse dentro de las residencias artísticas convocadas por el centro cultural Les Corts, ubicado en c/Dolors Masferrer 33-35. Otra de las sedes de ensayo y de entrenamiento en trapecio fijo es en "La nave espacial", ubicada en Ávila 176, Glorias, en Barcelona, Cataluña, España.
Los artistas participantes son:
Alberto Carvalho, Jana Cortés, Anais Duval, Esmeralda Elizalde, Gemma Escobar, Keops Guerrero, Carlos Jau, Miguel Jiménez y Alejandro Lento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada